El Muro Rojo, el nombre dado a las filas masivas de fanáticos de Gales ataviados con camisetas de réplica, fue el duodécimo hombre de su equipo en Francia, e impresionó a todos mientras experimentaban el mejor verano de sus vidas. Y mientras el equipo de fútbol abrió un camino glorioso hacia las semifinales de la Eurocopa 2016, los aficionados fueron recompensados por su “entente cordiale” con un premio especial de la UEFA.

Twitter URL

Había sido un camino largo, duro y árido para los jugadores, los aficionados y la Asociación de Fútbol de Gales. No se habían clasificado para un torneo internacional importante desde 1958, una serie de fallas en los años intermedios que causaron un dolor incalculable para todos los asociados con el juego.

Por eso Francia fue el sueño de los aficionados que habían esperado durante años este momento.

Sin embargo, el éxito de la Eurocopa 2016 se llevó a cabo durante años, basado en un eslogan que había galvanizado a la parte internacional: "Juntos más fuertes", la base sobre la que se construyó el Muro Rojo.

El trabajo había comenzado entre bastidores para el FAW varios años antes, mientras buscaban una visión y un lema que capturara la creciente confianza en sí mismos en el fútbol galés e inspirara a los fanáticos y jugadores. Su lema inicial era "Es hora de creer", pero cuando el equipo de Gales perdió ante Serbia por 6-1 en septiembre de 2012 en un partido de clasificación para la Copa del Mundo de 2014, fue descartado.

Lo que estaban buscando, de hecho, había estado allí todo el tiempo en las camisetas de los jugadores. El escudo de Gales con su lema "Gorau Cwarae Cyd Chwarae": "el mejor juego es el juego en equipo" dio lugar a "Together Stronger" o "Juntos más fuertes”. Todos tirando en la misma dirección - oficiales, jugadores y aficionados - llevaron al extraordinario despertar del fútbol galés y las sucesivas clasificaciones para los Campeonatos de Europa.

Fue el espíritu de "Juntos más fuertes" lo que cambió la imagen pública del juego, lo que resultó en una nueva confianza cultural en sí mismo. Sin embargo, fueron los bloques de construcción del Muro Rojo, instalados por FAW y su equipo del día del partido detrás de escena, los que transformaron la experiencia para los fanáticos ansiosos por saborear esta sorprendente evolución del juego en Gales.

The Wales National football team crest with its motto ‘Gorau Cwarae Cyd Chwarae’ in the windows of Cardiff City Stadium
Wales football fans in the stands at Cardiff City Stadium with the 'Together. Stronger' banner .

A su vez, un levantamiento liderado por fanáticos, una mezcla embriagadora de autoconfianza, orgullo y pasión recién descubiertos, alineados con una fuerte identidad cultural, transformó la base de seguidores. Este era el Club Wales: inclusivo, bilingüe, cosmopolita e internacionalista en perspectiva.

La última década ha sido testigo de la sorprendente transformación del fútbol internacional galés, tanto dentro como fuera de la cancha. El éxito genera éxito y atrae a los aficionados, pero la experiencia de los aficionados el día del partido en el Cardiff City Stadium es un factor clave para generar lealtad, lo que subraya el espíritu de "Juntos más fuertes", una parte tan importante del ADN de los aficionados de Gales.

Una de las primeras cosas que FAW quería hacer bien era cantar el himno nacional antes de los juegos. Sin embargo, esta no fue una tarea sencilla, ya que FAW y su equipo del día del partido pasaron varios años tratando de perfeccionar este momento crucial.

Se probaron cantantes traídos para interpretar el himno antes de los partidos, se usaron pistas de acompañamiento grabadas, pusieron las palabras en la pantalla y en programas para los fanáticos, todo funcionó hasta cierto punto, pero el mayor problema fue que la multitud finalmente no estaba en sintonía con el himno.

En un momento eureka, FAW y su equipo del día del partido se dieron cuenta de que el problema no era el canto, era la música en sí. Posteriormente eliminaron gran parte del himno de la ecuación, tocando solo los primeros tres compases para que los fanáticos comenzaran y dejando que el Muro Rojo lo tomara a partir de ahí.

Fue un golpe maestro. Ahora es el precursor perfecto y escalofriante del juego, el conmovedor himno cantado con entusiasmo y orgullo por las filas masivas del Muro Rojo.

La música juega un papel muy importante en la experiencia del día del partido, desde el escenario del día del partido Spirit Of '58 (llamado así por la compañía de ropa sinónimo de los distintivos sombreros de pescador adoptados por los fanáticos galeses), que ha visto la crema del talento galés actuando debajo del Canton Stand. frente a fanáticos tremendamente entusiastas, a los guardianes del corazón de los fanáticos de Gales: The Barry Horns. Las muy queridas bandas de música se han convertido en la banda sonora de esta nueva generación dorada, los orquestadores de una lista de reproducción tan exuberante y variada que no tiene absolutamente ninguna relación o comparación con aquellos días áridos de las últimas décadas.

Formada en 2011, cuando actuaron fuera del Millennium Stadium antes de Gales jugando contra Inglaterra en un clasificatorio para la Copa del Mundo, la banda, que lleva el nombre del ex capitán de Gales Barry Horne, fue rápidamente adoptada por la FAW para brindar un conmovedor acompañamiento a los singulares cánticos de los fanáticos que Ahora se puede escuchar reverberando alrededor del Cardiff City Stadium. Su reconstrucción de éxitos de antaño ha sido un emocionante espectáculo secundario a la excelencia en el campo. Vea 'Ain't Nobody' de Chaka Khan (Joe Ledley), 'Push It' de Salt n Pepa (Hal Robson Kanu), 'Give It Up' de KC y la Sunshine Band (Gareth Bale ahora Kieffer Moore), 'No Limits 'de 2 Unlimited (Ashley y Jonny Williams ahora Neco y Jonny),' Gimme Hope Joanna 'de Eddy Grant (Joe Allen), por nombrar solo algunos. Cuando se toman en cuenta las melodías temáticas del Muro Rojo "Don’t Take Me Home" y "Zombie Nation", eso es un repertorio.

Uno de los aspectos más agradables de la experiencia de los fanáticos ha sido la cantidad de canciones en galés que ahora se cantan en el estadio, los fanáticos adoptan un orgullo nacional y una identidad cultural. "El equipo de fútbol de Gales es una ruta para aprender sobre la historia y la cultura galesas", dice Fez. “Así es como me metí en eso. Estar rodeado de gente apasionada por la selección de fútbol de Gales, que es una institución independiente, no en deuda con nadie. El mayor galardón es jugar para Gales. No es jugar para los Leones Británicos o el Equipo GB, es jugar para Gales. Y eso me encanta, a todos nos encanta ".

Wales fans during the international challenge match, Wales v Albania at the Cardiff City Stadium, Cardiff.
Wales fans during the match enjoying being at the Cardiff City Stadium

Es un sentimiento compartido por el locutor del estadio del día del partido, Rhydian Bowen-Phillips. “Me encanta El Muro Rojo / Y Wal Goch, cualquiera y todos pueden ser parte de él, dice. “Somos orgullosos embajadores de esta nación independiente del fútbol y, con razón, nos otorgaron ese premio especial en 2016. “Lo que es especial es que no importa cuán grande o pequeña sea la participación, siempre es El Muro Rojo. Albania la otra noche tenía ganas de trasladar sus cimientos con solo unos pocos miles, pero se enfrentaban al Muro Rojo. El vínculo entre el equipo y la afición es especial. Chris Gunter es como nuestro representante en el equipo ".

En cuanto al surgimiento del idioma galés en los juegos, representado en la marca del equipo y el aumento de las canciones en galés cantadas en los juegos, Rhydian dice que se tuvo que rendir tributo al FAW. “Eso se debe a que FAW no tiene miedo de quiénes somos como país, cuál es nuestra herencia lingüística y sin vergüenza y sin disculpas, poniendo al Cymraeg a la vanguardia donde y cuando puedan, ya sea en las redes sociales, en conferencias de prensa o en 'Diolch'. en las camisetas de los jugadores. “Eso, a su vez, ha sido aceptado por los fanáticos en el sentido de que 'Calon Lân' puede sentarse al lado de 'Zombie Nation' en el Canton Stand y bandas como Candelas pueden seguir a Feeder en la lista de reproducción del estadio. Todo lo que digo en el micrófono del estadio es bilingüe y Cymraeg siempre esta primero. "Siempre he vivido una vida bilingüe y eso siempre ha sido aceptado en Y Wal Goch".

Esta vívida ideología ha sido adoptada de todo corazón por los fanáticos. Esta reinvención del fútbol galés también pagará dividendos para el equipo femenino, que se siente en la cúspide del tipo de avance que han experimentado sus contrapartes masculinas. Los cimientos están en su lugar, como lo estaban para el equipo masculino en 2014. Tienes grandes jugadores, una buena plantilla, hay unión, pero todavía no han podido cruzar la línea para clasificar.

Pero con los cambios que ha hecho FAW y un nuevo entrenador, aquellos que entienden cómo se construyen los equipos ganadores reconocen que este puede ser un equipo femenino muy exitoso, uno que ha sido totalmente aceptado por El Muro Rojo.

Historias relacionadas