Como todos los países, Gales enfrenta una serie de desafíos, como el cambio climático, la pobreza, las desigualdades en materia de salud, el crecimiento y el empleo. Para que las generaciones actuales y futuras tengan una buena calidad de vida, todos deben ser responsables del impacto a largo plazo de las decisiones que tomamos.

Con estos desafíos en mente, Gales está haciendo las cosas de manera diferente, para crear un futuro próspero, saludable, igualitario y resistente, para nuestro país y para el mundo. Nuestros ambiciosos objetivos son inspirar a los gobiernos de todo el mundo y a organizaciones como las Naciones Unidas, que observaron: "Esperamos que lo que Gales está haciendo hoy, el mundo haga mañana".

Esperamos que lo que Gales está haciendo hoy, el mundo haga mañana".

Haciendo cambios

Hacer de Gales un país más cohesionado significa ayudar a las comunidades a vivir juntas y entenderse entre sí. En Gwent, el proyecto Ffrind i Mi ("amigo mío") dirigido por la junta de salud local apoya a las personas que se sienten solas o aisladas para volver a conectarse con su comunidad. Y en Brecon, los hogares de cuidados están trabajando con las escuelas locales para conectar a las generaciones mayores y menores a través de la jardinería.

Los organismos públicos están cambiando su forma de pensar sobre el impacto a largo plazo de sus decisiones, para ayudar a prevenir problemas antes de que sucedan. Los servicios públicos están comenzando a trabajar más estrechamente con personas y comunidades para ayudarnos a crear el País que queremos, ahora y en el futuro.

Por ejemplo, Transport for Wales (TfW) es la empresa sin fines de lucro que proporciona nuestra red de transporte. Está impulsando la agenda de las generaciones futuras a escala nacional al desarrollar una cadena de suministro para beneficiar a las comunidades galesas y promover la sostenibilidad a largo plazo. Esto significa asignar responsabilidades a sus contratistas en torno al empleo ético, la minimización de residuos y la descarbonización. TfW también está invirtiendo en trenes más amigables con el medio ambiente que se desplegarán en los próximos años, en reemplazo de la flota existente.

Transport for Wales train standing at platform of Llandudno station
graphical design artists impression of a carriage on the proposed Transport for Wales metro
Transporte para el tren de Gales en la estación de Llandudno y conceptos de diseño para futuros servicios

Cambiar la forma en que un país planea, toma decisiones y actúa es una tarea enorme, pero el efecto ya se está sintiendo. El bienestar de las generaciones futuras es una prioridad para todos los servicios públicos, y el uso de la energía es un ejemplo de un problema nacional que se está abordando a nivel local. En la pequeña ciudad de Bethesda, en el norte de Gales, un "club de energía" permite a los residentes comprar energía generada a bajo costo por intermedio de un esquema hidroeléctrico local. Utiliza la tecnología de las comunicaciones para ayudar a 100 hogares a cambiar los tiempos en que usan energía coincidiendo con la central hidroeléctrica cuando la está generando, ahorrando un promedio del 30% en sus facturas.

Gales más inteligente: Cymru Glyfrach - Estudio de caso de Cyd Ynni

Incluso pequeños cambios contribuyen a ayudar a Gales a convertirse en el país que queremos que sea. Se alienta a los empleadores a ofrecer planes de ir en bicicleta al trabajo y proporcionar casilleros al personal, ayudándolos a estar físicamente activos durante el día. Al valorar los comportamientos saludables en pequeñas formas como esta, podemos crear una nación más saludable donde las enfermedades evitables se prevengan antes de que ocurran.

El desarrollo sostenible está en el centro de la mejora en bienestar social, ambiental, económico y cultural de nuestro país. Y no se limita solo a la actividad que tiene lugar en Gales. Un ejemplo de nuestro trabajo internacional es el Plant! (‘Planta!’) proyecto, que planta un árbol en Gales y uno en Uganda por cada niño nacido o adoptado en Gales. Más de 320,000 árboles de hojas anchas han sido plantados hasta el momento.

Tomando acción

En 2015, la Asamblea Nacional de Gales aprobó una ley para convertir estas ambiciones en realidad. La Ley de Bienestar de las Generaciones Futuras (Gales) resultante es la primera ley de su tipo en el mundo.

Su objetivo es abordar problemas globales persistentes como el cambio climático, la pobreza y las desigualdades en salud. Esto significa cambiar la forma en que pensamos, planificamos y actuamos a nivel nacional y local.

Aerial interior of the seats of the Senedd's debating chamber
external view of modern building at dusk
Y Senedd, Bahía de Cardiff, Gales del Sur

Convertir estos planes audaces en acción ha creado una nueva forma de trabajar. La ley establece siete "objetivos de bienestar" para hacer que Gales sea: próspera, flexible, saludable, igualitaria, cohesiva, globalmente responsable, con una cultura vibrante y una próspera lengua galesa. Ahora también tenemos un Comisionado de Generaciones Futuras, cuyo trabajo es asegurarnos de que se cumplan los objetivos de la Ley y establecer objetivos específicos para seguir el progreso.

Sophie Howe, Comisionada de Generaciones Futuras para Gales, dice: "Mi trabajo es ser la defensora de los intereses de las generaciones futuras, ocupar un asiento, por así decirlo, en la mesa de toma de decisiones para nuestras generaciones más jóvenes e incluso para quienes sin embargo, aún no han nacido."

En savoir plus sur la Loi sur le bien-être des générations futures.