Tenemos un apodo cariñoso para nuestra isla más grande Anglesey: Mam Cymru – que significa madre de Gales. La isla fue la última fortaleza de los druidas durante la invasión romana, formó parte de Noruega brevemente bajo el Rey Magnus Barefoot (descalzo), y sus campos fértiles fueron la cesta de pan medieval de Gales.

Anglesey – y el estrecho del Menai que separa la isla del territorio continental- sigue dando de comer a Gales, y los países más lejanos con una impresionante selección de gastronomía, dice Alison Lea-Wilson: “Los productos locales son estupendos: nos encantan el cordero y la ternera locales, y el mar nos da buenísimos mejillones, ostras, lubina salvaje deliciosa, langostas y cangrejos.”

Y, claro, sal: Alison y su marido David producen Halen Môn, la sal marina gastronómica que ahora se exporta por todo el mundo. Almacenada en las aguas limpias del estrecho del Menai, se le ha otorgado el estatus ‘denominación de origen protegido’ (PDO).

“Es la marca de calidad y autenticidad,” dice Alison. “Demuestra que no hay otra sal como la nuestra, hecha a mano en Gales. De modo que lo que comes forma parte del paisaje marino de Gales. Opinamos que es la mejor sal del mundo.”

Sal de mar blanco puro, con marca y envasada
Sal de mar blanco puro, Halen Môn, estrecho del Menai

El estrecho del  Menai es un lugar extraordinario. Es una línea de falla geológica, excavada por capas de hielo hace más de 20,000 años, y rellena de remolinos y mareas raras: la marea entra desde abajo y, entonces aumenta y crece alrededor de Anglesey, y empieza a llenar el estrecho desde arriba, invirtiendo el flujo de la marea.

Es una fuente de mariscos riquísima, que nuestros antepasados aprovecharon. Presas y trampas de pescado se construyeron aquí hace por lo menos mil años. Aun hoy, el Estrecho produce 10,000 toneladas de mejillones al año- casi la mitad de la producción total británica.

“Es un lugar fantástico para el mejillón,” dice James Wilson de Menai Mussels. “Son animales muy eficaces que se alimentan filtrando, y en el estrecho del Menai tienen una fuente de alimento inagotable.”

 

La clave del estrecho del Menai es el sabor que da a sus mariscos"

Desde luego hay suficiente comida que comparten con las ostras que Shaun Krijnen cultiva muy cerca. “La clave del estrecho del Menai es el sabor que da a sus mariscos,” dice Shaun. “Hay algas que florecen aquí que imparten un sabor dulce al marisco. Esto es único del estrecho del Menai- así funciona.”

Hay algo más que funciona aquí – un tipo de círculo virtuoso: los productores utilizan un ambiente perfecto, sea pasto o fondo marino, para producir ingredientes de primera categoría, y una nueva generación de chefs los usan para preparar platos de primera. Todo el mundo ha mejorado lo que produce.

 

 

Shaun Krijnen tamizar a través de las ostras
Bandejas De Ostras
Ostras de Shaun Krijnen agricultura Menai

Menai tiene su propio restaurante Michelín, Sosban y The Old Butchers. Su popularidad significa que hay que reservar una mesa de antemano. Y hay una nueva ola de gastropubs y braserías a lo largo del Estrecho y de Anglesey, todos proclaman con orgullo el uso de productos locales.

Después hay The Marram Grass, llevado por tres hermanos, que adquirieron lo que en efecto era un cafechuelo en su camping para caravanas. En los últimos nueve años, poco a poco lo han convertido en un restaurante gastronómico de primera categoría.

Según el chef Ellis Barrie, le inspiró todo lo que había a su alrededor: “Los productos definitivamente han hecho del lugar el éxito que es,” dice. Aun cuando solo servíamos desayunos y hamburguesas, se trataba de lo que podíamos comprar allí mismo. Cambiar el menú no es complicado. Es como si te lo escribieran. Usar productos locales, apoyar a suministradores locales, es lógico. Me encanta usarlos y apoyar a esa gente, y me encanta que este restaurante sea el bastión de productos locales. Eso es lo que me inspira.”

The Marram Grass tiene su propio huerto en frente, donde cultivan verduras, hortalizas y tienen cerdos. También operan algo llamado Crop Exchange – intercambio de cultivos – vecinos traen la fruta y verdura que les sobra de su jardín o huerto y la cambian por bonos para comer en el restaurante.

huerto de vegetales
Patatas frescas levantadas del suelo
El chef-propietario Ellis Barrie cosecha fresca producen
Productos del huerto, Marram Grass

“Tengo muchísima suerte,” dice Ellis. “Vivo a dos pasos del estrecho del Menai. Tenemos la sal marina, ostras, mejillones, y fabulosas langostas y cangrejos. La gente dice que el agua es fresquísima. No lo sé, de verdad, pero lo que si sé es que cuando preparo los productos, son exquisitos.”

Hay otra cosa de la cual los productores y chefs del Menai están de acuerdo: es un sitio perfecto para vivir. “Tenemos un fabuloso ambiente natural,” dice Shaun Krijnen. “No hay industria pesada, aquí solo hay espacios grandes verdes y vistas fantásticas. Puedes practicar vela en el estrecho del Menai por la mañana y hacer alpinismo en la cima de Snowdon por la tarde.”

Ellis Barrie está de acuerdo: “Es un lugar precioso, te inspira. Si te sientes un poco deprimido solo hace falta mirar a tu alrededor, respirar hondo, y seguir adelante. ¿Quién no quisiera vivir aquí? Es un paraíso.

Historias relacionadas